14 de septiembre de 2011

Abandonado


MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com



De pié en la puerta de la sala de juntas, Bill Kaulitz observó a todos y cada uno de sus amigos, conocidos y gente que no le importaba en lo más absoluto salir los unos junto a los otros: charlando, divagando, pensando en sus pequeños y ambiciosos proyectos mientras él se quedaba completamente solo.

Sabía de antemano que así ocurriría pues, aunque ninguno de ellos se lo hubiese dicho directamente, todos sus amigos tenían planes aquél día, uno de los pocos que tenían disponibles a la semana para hacer lo que les viniera en gana y ninguno de ellos había pensado en él, quien se quedaría consigo mismo como única compañía, a pesar de lo que le hubiese prometido su hermano mayor hacía apenas días atrás. 

Resignado, el vocalista de Tokio Hotel soltó un suspiro por lo bajo, hecho a la idea de que su destino era permanecer solitario, sólo Dios sabía cuanto tiempo, pero en especial aquél día. Cabizbajo, avanzó hasta el nivel de estacionamiento, en donde pidió en silencio que se le trajese su convertible, presionando su pulgar contra el sensor de reconocimiento del edificio y, de ahí, partió con la mente en blanco en busca del centro comercial más cercano, seguido de cerca por su equipo de seguridad privada, para ir a comer algo y buscar el delineador que llevaba necesitando desde hacía semanas, el mismo que Tom le prometió que le regalaría cuando salieran, exactamente, en esa fecha.

Una vez en el lujoso y exclusivo centro comercial, el showman más aclamado de estos últimos años se bajó sin decir palabra de su aerodeslizador alemán para echarse a andar hacia el elevador de cristal que llevaba a la planta baja del enorme complejo, atiborrado de tiendas de renombre. Ahí, se dedicó a vagar por los corredores del lugar como alma en pena, apenas fijándose en la ropa de los aparadores, sin ser consciente de la gente que pasaba a su lado y lo observaba, con aquella mezcla de rechazo y admiración que él ya conocía tan bien.

Asqueado ante las miradas que le dirigían las personas, sintiéndose como animal de exhibición, se metió a la primera tienda departamental que encontró, un SEARS casualmente colocado cerca de donde se encontraba él, en donde el hombre se internó sin darse cuenta en el departamento de decoración de hogar, en el cual, se perdió largamente entre alfombras, lámparas, cuadros... todo aquello que lo cubriese de la vista humana.

Deprimido hasta límites difíciles de comprender, vagaba sin rumbo entre coloridos floreros de brillante vidrio coloreado, apenas mirando el resplandor de los vibrantes objetos que ante él se mostraban, atrayentes a la vista, mientras sus pupilas cansadas recorrían el lugar de manera inconsciente. No fue sino hasta que llegó a una parte del departamento en el cual únicamente se exhibían retratos, cuando realmente fijó su atención en algo: el retrato de una mujer de ojos perdidos y labios rojizos, la cual posaba con el mismo aire ausente y angustiado que el hombre reconoció apenas la miró.

Absorto por la pintura, comenzó a retroceder lentamente, intentando alejarse de ella, mientras por su mente corría la pregunta de si él se vería así también a ojos de otros: tan cansado y casi moribundo. No fue sino parte de un torpe reflejo el que él se girara, intentando apartar de su mente aquella perturbadora imagen cuando, de manera accidental, con su escuálido codo tiró uno de los jarrones, una especie de tarro de color verde manzana, el cual empujó sin querer al momento en el que se giró con brusquedad.

Consciente de lo que había hecho, el cerebro del hombre lo preparó mentalmente para el sonido que escucharía a continuación: la armoniosa e irrepetible melodía de un cristal rompiéndose en mil pedazos, la destrucción encarnada en una indescriptible sinfonía. En un intento de atraparlo en el aire, el hombre se volvió hacia el punto donde sintió el aire moverse con mayor velocidad, mientras el jarrón caía a través de él.

Y entonces, la encontró.


1 comentario:

Zaybet dijo...

Ya terminé… CACAROOOOOOOOO

El que sigueeeeeeeeee xD

Es raro leer todo esto cuando yo he leído otras cosas xD