16 de septiembre de 2011

Caer enamorado


MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com



...

Enamorarse es sentirse encantado por algo, y algo sólo puede encantar si es o parece ser perfección.

José Ortega Y Gasset

 ...


De pié uno frente al otro, se miraron largamente, sus pupilas clavadas en los ojos del contrario. Él, sumergiéndose lentamente en los ojos azules de ella, los cuales le parecían el mar más exquisito y apacible que en toda su vida hubiese podido conocer. Mientras tanto, ella se deleitaba adentrándose en los iris achocolatados del hombre, las cuales le parecían la escencia más dulce y exquisitamente abrumadora de la que alguna vez hubiese tenido conocimiento. La manera en la que ambos perdieron momentáneamente la respiración, la aceleración repentina de los compases de sus corazones así como la extraña ansiedad que sentían el uno por el otro de tomarse en brazos y nunca dejarse ir eran todas características de un solo fenómeno: se habían enamorado.

Extasiados ante la visión del que tenían enfrente, tardaron largos minutos, únicamente observándose entre sí, sonriéndose de manera ocasional cuando las pupilas se cruzaban. Sin aliento, ambos comenzaron a hiperventilar de manera suave, la misma que tarde o temprano se convierte en un suspiro. No fue sino hasta que parecieron despertar a medias de su ensueño cuando finalmente ambos comenzaron a reunir el valor para dirigirse una palabra, aunque ninguno de los dos sabía qué decir.

-Hola-se aventuró a susurrar él, su voz cortada y temblorosa.

-Hola-contestó ella con toda naturalidad, como si se conociesen de  toda la vida.

-¿Cómo te llamas?-le preguntó a la creatura de cabello a la altura del inicio del cuello.

-Alice-enunció la mujer, entrelazando la palabra única con un suspiro que había brotado accidentalmente de entre la bóveda de sus labios-Alice Project-

-Alice Project...-repitió él, sintiéndose un tanto exasperado ante la idea de nombrar "Alice" a alguien que, para él, no era otra cosa que la encarnación humana del sentido de la belleza universal-Tú... creo que sabes quién soy-

-Sí y no-contestó ella, con una enorme sonrisa que le surgió sin que pudiese hacer algo al respecto-Sé que eres alguien especial, importante. El problema es que no conozco absolutamente nada de ti-

Sorprendido, Bill Kaulitz se sintió anonadado ante el hecho de conocer a alguien que no supiese su nombre en tiempos en los cuales él era una de las mayores personalidades del espectáculo internacional; su rostro aparecía por todas partes, era la imagen de cantidad de marcas trasnacionales y gozaba de fama mundial: era increíble que ella no lo reconociese.

Internamente, no pudo evitar sentir su ego un tanto dolido, casi estupefacto ante el hecho de no ser tan afamado como pensaba, por otra parte, su corazón brincaba de alegría ante el insólito suceso de haberse encontrado a alguien que no conociese su fama y su fortuna y, de tal manera, pudiera enamorarse de él por su personalidad más que por sus logros.

-Eso se puede arreglar-sonrió el pelinegro, exhibiendo su perlada hilera de dientes perfectos enmarcados por sus labios delgados y sonrosados-¿Qué estás haciendo, exactamente,  Alice Project?-

-Perdiendo el tiempo-contestó ella con toda naturalidad, devolviéndole la sonrisa a su encantador interlocutor.

-Vaya suerte la tuya-replicó el hombre, metiéndose ambas manos en los bolsillos del ajustado pantalón de mezclilla-Ya quisiera yo tener tiempo para perder-

-Lo tienes-replicó la delgada y alta mujer con seguridad-¿Quieres comprobarlo?-

-Claro que sí-sonrió Bill, ante la posibilidad de una cita inesperada con Alice.

-Entonces...-

Pero, súbitamente, Alice se vio interrumpida por un mensaje de Briant, el cual era para avisarle que iba a salir más temprano y, por lo tanto, le gustaría que saliesen a comer juntos. Entusiasmada ante la idea de ver al que era el amor de su vida, mas contrariada por las ganas castigantes que sentía por pasar tiempo con Bill, súbitamente la mujer se halló a sí misma en una encrucijada. Sin embargo, la respuesta al dilema era evidente: prefería a Briant sobre cualquier otro ser existente.

-Oh... lo lamento...-se excusó ella, ante la mirada súbitamente decepcionada del hombre que tenía enfrente, el cual había bajado la mirada y jugueteaba, golpeteando lentamente el suelo de mármol pulido con su pié-Acabo de recibir un mensaje y... bueno, creo que tendremos que perder el tiempo juntos en otra ocasión-

-Sí, claro.... yo... entiendo-sonrió él, mostrándose comprensivo: ya le parecía demasiado bueno para ser verdad.

-¡Pero...!-exclamó ella-Nos veremos. ¿Vienes mucho por aquí?-

-No en realidad-sonrió Bill en respuesta: era la primera vez que se paseaba por aquél sitio-Pero si quieres, podemos quedar para vernos por aquí cualquier día de estos-

-Próximo martes, dos de la tarde-enunció la criatura de brillantes ojos azules, sonriendo de manera deslumbrante-¿Está bien?-

-Está perfecto-replicó el vocalista de Tokio Hotel, casi sin aliento-Nos vemos-

-Nos vemos-se despidió Alice, acercándose a él para despedirse del hombre con un beso en su mejilla tersa.

Al contacto, ambos sintieron una especie de corriente eléctrica que les recorrió todo el cuerpo en menos de un parpadeo. Sorprendida, la humanoide se moría de ganas por experimentarlo otra vez, mas no contaba con la confianza suficiente como para hacerlo, pensando que Bill se lo tomaría a mal así que únicamente volvió a despedirse con un gesto de la mano, alejándose ruborizada por el mismo pasillo por el que había entrado. Mientras tanto, él suspiraba inaudiblemente, sumido en mil y un emociones al mismo tiempo que su corazón palpitaba enloquecido, aturdido por la visión de la humanoide.



2 comentarios:

[♥caRly dijo...

harlu en donde puedo volver a leer RDC...?

●•Scarlëtt•● dijo...

¡Awwwwwwwwww! ¡Mi vida!

¡ Qué bonitos!...¡Ay, mi Bill!...

¡Triste Brian! Se tuvo que aparecer en el momento perfecto, ¡Caramba, de veras! ¿Se van a volver a ver? ¿Cuándo?...

¡Màaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaas!

Muy lindo y tierno capi


Besos!

S.K