24 de febrero de 2012

Tiempo



Tiempo by Diana Harlu Rivera on Grooveshark 
 
 

De pié en medio de una improvisada pista de baile, en un cuadro de cemento desgastado de cuatro por cuatro metros, las parejas se mecían casi imperceptiblemente, cada quien abrazado a su manera, al compás de una música que apenas y se escuchaba. Al lado de ellos, apostados en una mesa que contenía únicamente cuatro sillas completas de mimbre, el resto de los amigos se reían a carcajadas, bebiendo de una botella que habían conseguido para la ocasión. En el centro de toda aquella fanfarria, cuatro individuos resaltaban especialmente, asidos por parejas en formas muy diferentes, moviéndose con ternura en pequeños círculos, coincidiendo apenas al pasar. En uno de los giros que ambas parejas produjeron, las miradas de los hermanos se encontraron durante unos pocos segundos, a lo largo de los cuales se dirigieron el uno al otro una sonrisa satisfecha: les agradaba estar felices pero también les agradaba ver al otro feliz.

-¿Y te agradan estas personas?-quiso saber el guitarrista, susurrando al cuello de la criatura que tenía entre brazos-¿Te gusta... te gusta estar aquí?-

-Me encanta, de hecho-confesó la mujer, mirando a su acompañante a los ojos-Me siento tan... natural. Como en casa-

-Ésta puede ser tu casa...-ofreció él-Ésta puede ser tu familia, si tú así lo quieres...-

-¿Y tú puedes ser mío?-quiso saber la pelirroja, colocando la palma de su mano izquierda sobre la mejilla del músico; quien, ante su contacto, no pudo evitar temblar de la emoción.

-Siempre...-musitó él con sus ojos fuertemente cerrados, deseando que aquello no se acabara nunca.

-Entonces creo que sí... elijo estar aquí, contigo-susurró ella, acercándose al rostro de su amado, hasta que las puntas de sus narices se rozaron débilmente. Acto seguido, recargó su rostro en el hombro de él, con su mejilla contra el pecho de su guapo acompañante, cercana al corazón enloquecido de él.

-Quién lo diría...-musitó otra de las mujeres, en una posición bastante parecida a la primera, sólo que con un hombre diferente.

-Quién lo diría...-le contestó Bill Kaulitz a su novia, Alice Project. Observando a su hermano Tom y a la pareja de este, Frances Umbrose.



1 comentario:

●•Scarlëtt•● dijo...

:3 ¡Ay, mi vida! Tan tierno el "Tommy"