7 de mayo de 2012

Control


Control by Diana Harlu Rivera on Grooveshark 
 
 

-¿Y qué querías que hiciera? ¿Decirle que no como si yo fuese una especie de tirano?- exigió la voz masculina, inclinándose de manera amenazante al individuo que tenía frente a sí.

-¡Es tu trabajo mantenerla alejada de él!

-¡Por supuesto que no!- respuso el acalorado caballero, comenzando a exaltarse- Fui muy claro contigo al exponer mis intenciones con ella: hacerla feliz.

-¡La hace feliz estar alejada de aquél desgraciado!- insistió el sujeto que había comenzado la discusión- ¿No la has visto llorar por su culpa? ¿Tú crees que eso es felicidad? 

-No voy a defenderlo en ese punto pero si ella quiere volver a su lado... no hay nada que yo pueda hacer contra eso- contestó con mayor calma el individuo de cabello castaño, intentando componer su ánimo.

-Eres un inutil- le dejó saber Dorian a Alexei, dirigiéndose a él despectivamente, con lo cual lo lastimó en lo más profundo de su ser- Eres tan mediocre que no te piensas capaz de mantener a mi hermana a tu lado, que pena me das.

-Probablemente es porque yo quiero lo mejor para ella...

Yo quiero lo mejor para ella!- expresó el marido de Lexie casi a gritos, intentando imponerse- No quiero que se te olvide que es la mujer a la que más amo en el mundo, junto a tu hermana. 

-¿Sabes Dorian? A veces dudo de la manera en la que dices "protegernos" a todos- se manifestó Alexei, contrariando a su mejor amigo por primera vez desde el despertar de ambos- Más bien creo que tu intención es controlarnos, mantenernos haciendo tu voluntad.

-No digas estupideces- escupió el mayor de los hermanos Umbrose- Siempre estoy buscando su bienestar.

-No me parece que el bienestar de Scarlett sea estar conmigo si ella no lo quiere así...- puntualizó el hermano mayor de Lexie. 

Justamente en ese momento, cuando Dorian se estaba preparando para enfrentarse de la manera más hiriente posible a su mejor amigo y cuñado, una pequeña figura se dejó ver detrás de ellos, a unos cuantos metros de distancia, ataviada con una camisola rosa pastel con encaje en las orillas.

-¿Alex?- lo llamó la figura, valiéndose de su pequeña y delicada voz femenina- ¿Está todo bien?

-Claro que sí, amor- respondió éste de inmediato, girándose hacia su interlocutora, a la cual le sonrió con dulzura- Tu hermano y yo tuvimos un pequeño... desacuerdo pero ya todo está bien, ¿No es cierto, Dorian?

-Complemente- replicó el humanoide a regañadientes, apretando los puños en señal de su inconformidad con la situación- A Alex se le olvidó algo que tenía que hacer hoy y me vi en la necesidad de recordárselo. Nada grave, cariño; vuelve a la cama.

-De acuerdo...- contestó la vocecilla, tendiendo su mano hacia uno de los individuos- ¿Nos vamos, Alex?

-Por supuesto, encanto; ya voy- aceptó de inmediato el interpelado, antes de dirigirle a su anterior interlocutor una mirada envenenada- Buenas noches, Dorian.

-Buenas noches, Alex- contestó el hermano mayor de Frances con recelo- Descansen.


1 comentario:

●•Scarlëtt•● dijo...

Tssssssssssss... se va a poner denso :/